Por Julie Neitzel, Partner, WE Family Offices

La magnitud actual de la riqueza de las familias a nivel mundial se estima en $46 billones. Además, según Federated Investors, los “millennials” heredarán $30 billones de sus padres nacidos en la post guerra. ¡Esas cifras representan un gran negocio! Sin embargo, si la historia sirve como indicador, el fenómeno de disipación de la riqueza “abuelo rico, nieto pobre” continuará, a menos que se implementen activamente practicas que permitan la sostenibilidad de la riqueza familiar en el tiempo. Muchas familias adineradas abordan su negocio familiar de manera diferente a Nuestra Empresa Patrimonial Inc. en lo que respecta a la estrategia, proceso, gobernanza e implementación de recursos, aunque las mejores prácticas utilizadas por negocios operativos son aplicables a ambas empresas.

Cuando una familia acumula millones de dólares de patrimonio neto fuera de la empresa operativa familiar, establece un negocio en sí mismo, operando como “holding”, aunque sin un contexto comercial. Esta empresa se puede considerar como Nuestro Patrimonio Familiar, Inc. o el negocio de la familia. Esta empresa generalmente tiene cuentas bancarias y de inversión, inversiones inmobiliarias, fondos de cobertura, fondos de capital riesgo, colecciones de arte, varias viviendas residenciales, aviones personales, botes y otros artículos de gran valor. Si un negocio operativo se capitalizó con $100 millones, no perduraría ni tendría éxito sin una visión, estrategia, estructura y procesos claros. Además, las empresas exitosas cuentan con equipos altamente efectivos que trabajan juntos, que den soporte y ejecuten la visión y la misión de la empresa. Dada la ausencia de un contexto comercial para Nuestra Empresa Patrimonial, Inc., con frecuencia una familia no utilizará los enfoques más básicos de administración de empresas comerciales. Un “family office” puede ayudar a resolver estas diferencias, al implementar mejores prácticas para Nuestra Empresa Patrimonial, Inc.:

  • Definición de la Misión Familiar: Definir el propósito del patrimonio es un componente importante que vincula los objetivos de la familia con el día a día de la administración del patrimonio. La misión proporciona dirección a la oficina familiar y a las demás personas que apoyan a la familia. La visión/misión familiar solo puede ser determinada por la familia en función de sus valores concretos y lo que es importante para ellos.
  • Mapa de Nuestra Empresa Patrimonial, Inc.: Entender en profundidad los componentes del patrimonio familiar permite una mayor visualización, control y claridad en torno a la toma de decisiones. El mapa del patrimonio incluye la totalidad de los balances de las distintas sociedades familiares, las estructuras legales y la definición de los beneficiarios y dueños de dichas propiedades, los flujos de efectivo, la planificación de la sucesión y otros elementos.
  • Estrategia/planificación de inversión: Como dice el refrán, “si no sabes hacia dónde vas, puedes acabar en cualquier sitio”. Una estrategia y un plan de inversión claros son las definiciones fundamentales que ayudan a navegar a través de la asignación de activos, y el proceso de toma de decisiones. Ayudaran a implementar unos objetivos para la maximización y eficiencia del patrimonio.
  • Informes consolidados: Incorporar un proceso que no solo agregue datos e información sobre las inversiones, sino que también reconcilie los flujos de efectivo y revise la calidad de los datos es fundamental. El poder controlar que instituciones financieras no cobren comisiones diferentes a las negociadas o realicen operaciones con precios incorrectos. El poder disminuir e incluso eliminar potenciales fraudes, reducir el riesgo de ataques cibernéticos en las cuentas, es fundamental para nuestra tranquilidad diaria. Hay muchas razones para tener un proceso sólido de informe, auditoría y control.
  • Gestión de proveedores: De media, la mayoría de las familias de alto patrimonio trabajan con más de 20 proveedores de servicios. Este ecosistema es importante, pero necesita coordinación para garantizar una integración eficiente con los objetivos generales del patrimonio familiar.
  • Gobernanza y educación familiar: Las empresas de patrimonio familiar florecen cuando existe un sistema de gobierno justo, y compartido, así como una educación continua para que los miembros de la familia se capaciten y crezcan tanto dentro como fuera de la empresa familiar en el papel que les corresponda.
  • Planificación de la transferencia del patrimonio: La transferencia efectiva del patrimonio, entre generaciones, requiere un enfoque continuo, ya que los cambios tanto dentro de la familia, como en los entornos jurídicos afectan a los documentos firmados. Las familias cambian, las leyes de transferencia cambian, los resultados y oportunidades de inversión cambian y aparecen nuevas situaciones de riesgo que antes no existían.

Cuando las familias aplican procesos y prácticas coherentes a Nuestra Empresa Patrimonial, Inc. se identifican papeles y proyectos concretos para que los distintos miembros de la familia contribuyan a la misión/visión familiar, como Director General, Director de Operaciones, Gerente de Sistemas, director del consejo, etc. La reconocida experta familiar Charlotte Beyer escribió en su último libro: “La realidad es que cuando se trata de su patrimonio, usted es el Director General de MI Patrimonio, Inc., lo quiera o no”. ¿Por qué no operarlo como cualquier negocio exitoso? Exploraremos estas mejores prácticas con más detalle en una columna futura.

Para mayor información, comuníquese con WE Family Offices al 305.825.2225 o envíe un correo electrónico a [email protected].

Descargue el documento

Contacte a WE Family Offices

Déjenos saber si desea saber más acerca de como WE puede ayudarlo.

Meet We Family Offices

Meet We
Watch Video