El S.W.O.T. del Patrimonio Familiar

Por Julie Neitzel, Socio, WE Family Offices

Recientemente comentábamos sobre el concepto de aplicar las mejores prácticas de negocios para administrar el patrimonio familiar (“Nuestro Patrimonio Familiar, Inc.”) como un mecanismo para evitar el temido y común síndrome de «abuelo rico, nieto pobre» (“STS, por sus siglas en inglés”) que resulta en la disipación no planificada del patrimonio familiar. Este mes, exploraremos el uso de la herramienta de análisis empresarial S.W.O.T. (fortaleza, debilidad, oportunidad, amenaza, por sus siglas en inglés), para la planificación de la riqueza familiar.

La riqueza familiar, al igual que la fortuna de una empresa, puede verse muy afectada tanto por elementos internos como externos para los cuales puede tener poco o ningún control. El marco analítico, conocido como análisis S.W.O.T, se desarrolló durante la década de 1960 para evaluar por qué fracasó la planificación corporativa. Pero puede convertirse en la piedra angular de un proceso de planificación estratégica para la riqueza familiar. El análisis de S.W.O.T., brinda a las familias ricas información y soluciones para algunos de los factores de STS que amenazan la sostenibilidad de la riqueza. Además, el proceso de trabajar juntos a través del análisis y la discusión S.W.O.T., crea una oportunidad única para un importante diálogo familiar, que conduce a una mayor vinculación y cohesión. Un profesional capacitado en family offices puede facilitar las reuniones S.W.O.T., que se convertirán en la base para la planificación futura de la riqueza familiar. Exploremos lo que podría descubrirse durante esta evaluación.

La «S» o fortalezas de la familia son una importante base para sus miembros. ¿Cuáles son las áreas que dan fuerza a un grupo familiar? Con frecuencia se cita el reconocimiento del amor incondicional a la familia, el apoyo de la familia en los momentos difíciles, la cultura y los valores familiares compartidos, que pueden ser los lazos que unen a los miembros de la familia a través de los desafíos de la vida y las generaciones.

Las “W” o debilidades son áreas críticas de auto evaluación. Un diálogo abierto y honesto con respecto a los elementos débiles en una familia puede identificar las áreas donde las familias necesitan un apoyo continuo necesario para fortalecer la misma. Con frecuencia, las debilidades giran en torno a la falta de conocimiento, comprensión y experiencia de lo que los miembros de la familia necesitan saber para administrar su empresa de patrimonio familiar. Por ejemplo, comprender que después de cada generación, la riqueza familiar puede reducirse a la mitad por los impuestos de sucesión, permite una mayor conciencia de que la planificación patrimonial adecuada, la planificación del patrimonio familiar y la gestión patrimonial son importantes. Comprender el impacto del gasto excesivo y las impuestos que conducen a un agotamiento prematuro de la riqueza financiera es fundamental. Aprender que la concentración de capital puede generar riqueza, mientras que la diversificación de las inversiones ayuda a mantener la misma, resulta en una revisión profunda de los porcentajes a tener en cada activo.

La «O» u oportunidades pueden definir los resultados de una visión compartida. Trabajar y crecer juntos como familia puede crear un vínculo sólido y una red de seguridad para todos los miembros de la familia. Invertir juntos, como una familia con una estrategia de inversión y una asignación bien planificadas, puede llevar a crear grupos más grandes de riqueza familiar, lo que permite una base para apoyar financieramente a los nuevos miembros de la familia. Fomentar el emprendimiento puede ayudar a sostener y crecer el patrimonio familiar.

La «T» o las amenazas son críticas para identificarlas y discutirlas. Estos elementos pueden ser los contribuyentes clave al síndrome «STS». Ciertas amenazas no son controlables, como eventos de mercado/negocios no anticipados, inflación, impuestos y cambios en la salud, por mencionar algunos. Otras amenazas pueden identificarse como controlables, como tomar riesgos concentrados de inversión, o presupuestar adecuadamente los gastos.

El reunirse regularmente como familia para discutir el análisis S.W.O.T. de la familia, da como resultado un marco de planificación del patrimonio familiar que puede revisarse y reevaluarse a medida que sus miembros y las circunstancias cambian. Además, la familia ha realizado un auto diagnóstico de sus desafíos y oportunidades de riqueza. Se puede establecer una visión compartida y un plan de trabajo con asignaciones para todos los miembros, con un acuerdo para reunirse regularmente para evaluar el progreso del plan de trabajo y la estrategia en torno a la sostenibilidad de la riqueza tanto material como intelectual.

El beneficio final de un continuo análisis S.W.O.T. del patrimonio familiar es un esfuerzo de equipo combinado para enfrentar y evitar las altas probabilidades de fracaso (interno y externo) en el sostenimiento de la riqueza familiar. Continuaremos explorando estrategias de mejores prácticas en columnas futuras en las que la oficina familiar puede permitir la sostenibilidad de la riqueza.

Descargar el PDF aquí.