WE Family Offices Ahora Es Una Empresa B

Nuestra firma tiene como objetivo ayudar a las familias que atendemos a que tengan éxito en beneficio de sí mismas, de sus comunidades y del mundo en general. Para hacer hincapié en nuestro compromiso con este propósito, recientemente nos certificamos como una Empresa B.

WE FAMILY OFFICES SE CERTIFICÓ COMO EMPRESA B

Desde la fundación de nuestra empresa, nuestro enfoque ha sido apoyar a las familias exitosas y ayudarlas a mantener tanto su capital financiero como el humano, y ayudar a las familias que atendemos a que tengan éxito en beneficio de ellas mismas, sus comunidades y del mundo en general. Es un propósito que compartimos todos los que laboramos en nuestra empresa, asimismo, buscamos activamente equilibrar el afán de lucro con nuestra búsqueda de este singular propósito.

Para hacer hincapié en nuestro compromiso con este propósito, recientemente nos certificamos como una Empresa B.

Para ser una Empresa B certificada, los estándares y las medidas de éxito de una empresa deben de ser diferentes. En lugar de centrarse únicamente en obtener ganancias, se consideran factores como el desempeño social y ambiental, la transparencia pública y la responsabilidad legal. Convertirse en una empresa B significa que tenemos una validación externa de que balanceamos las necesidades de las partes interesadas (las familias a las que servimos, el talento que contratamos, las comunidades en las que vivimos) con las necesidades de nuestros accionistas; equilibrando la necesidad de hacer el bien y hacerlo bien. Así es como lo hacemos:

  • Primero, como asesores fiduciarios, ponemos los intereses de nuestros clientes por encima de los nuestros. Nuestros clientes solamente nos pagan una tarifa de asesoría sencilla y transparente que elimina cualquier conflicto de intereses real o potencial que pudiera surgir de las compensaciones basadas en las ventas. Somos miembros fundadores del Institute for the Fiduciary Standard (Instituto para el Estándar Fiduciario, N. del T.), y desde la fundación de nuestra firma, nos hemos sentido orgullosos de apoyar los esfuerzos legislativos para que todos los asesores rindan cuentas ante el estándar fiduciario, asegurándonos de que sus intereses estén alineados con las familias a las que sirven.
  • También procuramos atraer y desarrollar empleados que compartan nuestro compromiso y prosperen en nuestro entorno independiente, libre de cualquier firma de servicios financieros, bancos o corredores. Para crear una cultura en la que nuestros empleados se sientan valorados y expresen los valores de nuestra compañía, mejoramos nuestros programas de beneficios para los empleados de modo que ofrezcan un mejor equilibrio entre la vida laboral y personal, así como más formas de apoyar su participación en la comunidad, tal como pagarles el tiempo libre que dediquen para participar como voluntarios y un programa caritativo equiparable.
  • Nos enfocamos en ayudar a las familias a mantener su patrimonio a través de generaciones, a menudo con inversiones que sean un reflejo directo de quiénes son y lo que valoran como familia.

Volvernos una Empresa B Certificada no cambia la manera en la que hacemos negocios. En lugar de eso, nos proporciona una manera de validar lo que siempre hemos sabido: Las empresas que aplican efectivamente prácticas comerciales éticas y sustentables tienen un mejor desempeño y son más exitosas a largo plazo. Nos complace formalizar nuestro compromiso de hacer el bien al mismo tiempo que lo hacemos bien, y creemos que nuestra certificación como Empresa B solo enriquecerá las formas en que servimos a nuestros clientes, empleados y a la comunidad.